Libros para regalar o que te regalen

Estas fechas están llenas de comilonas, sidra y polvorones. También son días de familia, amigos y risas. Y, si tienes suerte, de tiempo para leer.

Aquí tienes unas cuantas propuestas para pedirle a los reyes o para regalar. Lo mejor es que, en general, los precios son muy asequibles.

Lectura buena y barata, ¿a qué esperas?

 

 

El nombre del Viento

Patrick Rothfuss

Llegué a esta saga mientras esperaba a que el bueno de George Martin sacara de una vez Danza de Dragones (que le costó lo suyo, aunque ahora está superando su propio récord con Vientos de Invierno).

En una entrevista acerca de la saga de Canción de Hielo y Fuego, Martin recomendaba la obra de Patrick Rothfuss dedicándole halagos y buenas palabras. Vaya, si el propio Martin la recomendaba…

En seguida me compré una edición de bolsillo, tapa blanda, y empecé a devorar páginas.

He de decir que soy un lector habitual de ciencia ficción y fantasía, pero aunque siendo un crío comencé con la Dragonlance (a la que le tengo mucho cariño y todavía conservo los libros) a día de hoy degusto fantasía de calidad, lejos de las dragonadas y los hechiceros malos malísimos que quieren conquistar el mundo porque sí.

A pesar de la etiqueta “fantasía” que puede llevar a engaño, o a suponer que todo el género es juvenil, este tipo de lectura suele ser profunda y de temas reflexivos y vigentes.

En esa línea se encuentra El nombre del viento. Cuando lo comencé temí estar ante una saga juvenil más, pero eso únicamente duró dos páginas. Después me dejé arrastrar por una historia que me recordó a Oliver Twist, para finalmente transportarme a un mundo fascinante como pocos.

Aquí los magos van a la Universidad, una Universidad parecida a las que habían por Europa a lo largo del siglo XVI. Los personajes son geniales, la trama adictiva y el protagonista de los mejores en una obra de este estilo. Bardo, mago, poeta, asesino.

Fácil de leer. Si te engancha prepárate para la segunda parte que supera a esta en todo, y de la que hablaremos por aquí en otro momento.

CÓMPRALO AQUÍ

 

 

 

Neverwhere

Neil Gaiman

 Neil Gaiman es, para mí, el maestro de la fantasía ubicada en el presente. Este inglés mete en una coctelera la realidad más cotidiana, lo fantástico, mitos, leyendas, lo imposible, la magia, la dulzura, la crueldad, la vida y la muerte… y forja un cuento.

Así es, Neil Gaiman es un cuentacuentos maravilloso. Capaz de mezclar estilos y géneros en una lectura fácil y entretenida, adictiva por momentos.

Por ejemplo, lo que en Neverwhere comienza como la típica historia del oficinista con una vida estable pero anodina y vacua hasta el extremo, termina con una guerra entre la superficie y el lado de abajo, donde existen todavía condes y marqueses, las puertas no siempre cierran y abren las mismas habitaciones, las ratas hablan, los ángeles beben para olvidar el hundimiento de Atlantis y la música es capaz de enloquecer a los seres humanos.

Casi nada.

Recomiendo toda la obra de Gaiman, incluso los cómics de Sandman, que son una pasada. Pero pongo aquí esta novela por su sencillez narrativa y a la vez por su complejidad de elementos que, como a Richard, el protagonista, no dejan de sorprenderte y noquearte a cada paso que das.

Un libro imprescindible para el fan de la fantasía y la ciencia ficción heredera de Ray Bradbury.

CÓMPRALO AQUÍ 

 

 

 

El Conde de Montecristo

Alejandro Dumas

Sí, ya sé que esto es un clásico y que en esta lista quizá desentona. Sin embargo, para mí este libro encaja a la perfección en estas recomendaciones navideñas.

Yo entré en la obra de Dumas a través de Los tres mosqueteros. Cogí a un precio bajísimo y de segunda mano el primer libro de los mosqueteros, sin demasiada intención. Yo era muy jovencito y no me veía capaz de leer algo con un lenguaje tan complicado.

Puro prejuicio. En cuanto lo abrí y empecé a leer no pude parar. Folletinesco y ligero, esta novela de capa y espada me atrapó tanto que Athos es quizá mi personaje de ficción favorito.

Con ese buen sabor de boca decidí hincarle el diente a la que, decían, era la mejor novela de Dumas: El Conde de Montecristo.

De nuevo, temía que tras lo liviano de los mosqueteros viniera ahora un mamotreto infumable de páginas finas y letra pequeña.

¡Qué va! Lo que encontré fue una novela de aventuras extraordinaria y divertidísima. Muy cinematográfica, a pesar de haberse escrito a finales del siglo XIX.

No he visto ninguna de las adaptaciones a película, pero siempre que leo esta novela pienso que si la HBO se dignara tendríamos una serie de unas cinco temporadas apasionante.

La historia de Edmundo Dantés es un camino marcado por las pasiones, la ambición y la venganza. Pero también por el honor, incluso el amor.

Para mí, esta es la mejor novela de aventuras que existe. Te recomiendo que le des una oportunidad, su lectura es sencilla y muy amena y su trama es genial, digna de la mejor serie.

CÓMPRALO AQUÍ

 

 

Historias de Terramar

Úrsula K. Le Guin

Ya hablé por aquí de Úrsula K. Le Guin. Esta autora es, al menos desde mi punto de vista, la mejor escribiendo ciencia ficción. Hay escritores que me gustan y que son buenos, pero nadie como ella.

Volvemos a la fantasía que toma al lector como un adulto competente, tratando temas vigentes como el feminismo, la política, el poder… Y todo sin caer en dogmas maniqueos de blanco o negro, esto es bueno o malo, estás conmigo o contra mí. Para nada.

Leer esta autora es abrir la mente de par en par y dejar que se airee mientras disfrutas de historias perfectamente construidas y geniales.

Sí que es verdad que, a diferencia de los anteriores libros de esta lista, es posible que haga falta un cierto músculo lector para entender en total profundidad a Le Guin. No es un lenguaje difícil, pero sí tiene mucho de ensayo y quizá a alguien poco acostumbrado a la lectura se le haga cuesta arriba.

Con todo, yo no puedo dejar de recomendarla y si le das una oportunidad verás como no decepciona en absoluto.

Su obra es extensa pero aquí te traigo el mundo de Terramar, un mundo cubierto por agua donde la única tierra habitable es un archipiélago central rodeado de océano. Existen otras tierras más allá del oeste donde habitan dragones y no muertos, aunque únicamente son vagas referencias.

En este contexto se engloban una serie de historias de corte fantástico con un fondo profundo que llevan al lector a reflexionar y a darle cuerda al cerebro casi sin darse cuenta.

CÓMPRALO AQUÍ

 

 

El Señor de los Anillos

J.R.R.Tolkien

 Por mi edad, llegué antes a las películas que a los libros. Recuerdo ir al cine con once años, sin expectativa ninguna, pensando que iba encontrar otra peli más y salir de la sala transformado completamente. Después esperé con verdadera ansia la Navidad para que se estrenara la siguiente película.

Entre el estreno de Las dos torres y El retorno del rey mi hermano me compró la trilogía y comencé a leerla. Claro, yo era un monicaco con voz de pito y mucho de lo que leía no lo entendía, pero me daba igual, yo quería más y más de la Tierra Media.

En la carta de reyes siempre pedía un libro de Tolkien y así fueron pasando a mi estantería El Hobbit, El Silmarillion…  De más mayor seguí aumentando la colección.

Recuerdo con mucho cariño esos días de frío y libro, mi grupo de amigos jugando al Abismo de Helm o Moria con palos y ramas, y las películas en DVD, versión extendida, puestas en bucle una y otra vez (sí, conozco de memoria todos los diálogos, así que no me tientes Frodo, pues un mago nunca llega tarde, ni pronto, llega justo cuando se lo propone. ¿Sólo eso puedes convocar Saruman?).

Por todo ello, no puedo dejar de añadir al maestro Tolkien, padre de la fantasía épica, en esta lista navideña.

¡Veo en vuestros ojos el mismo miedo que encogería mi propio corazón… Ejem, ejem. Ya sabes cómo sigue.

Por lo demás, conoces de sobra la historia. Aun así te recomiendo que te pierdas siempre que puedas por los parajes de la Tierra Media. Es una obra de una profundidad asombrosa y, aunque es verdad que la lectura de Tolkien no es del todo sencilla y a veces se embarranca en descripciones eternas, merece la pena dedicarle tiempo a esta maravilla literaria.

CÓMPRALO AQUÍ

 

 

Pues ya está. Espero que estas recomendaciones te sean útiles. Puede que haya tirado un poco más por la fantasía y la aventura esta vez, pero es lo que me pide el cuerpo por estas fechas.

Me quedan muchísimas obras más de las que hablar, La Rueda del Tiempo, La Saga de Geralt de Rivia, Elantris, y un larguísimo etcétera.

Así que si tienes curiosidad y quieres que te recomiende más obras contacta conmigo y te responderé en seguida.

Buena lectura.

¡Nos vemos entre libros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *